ACTUALIDAD

Actualidad

lunes, 18 de mayo de 2015

Jornada Cooperación al Desarrollo y Derechos Laborales, hacia el trabajo decente y el desarrollo económico y social

LA JORNADA DERECHOS LABORALES Y DESARROLLO, EVIDENCIA EL PAPEL DE LOS SINDICATOS COMO AGENTES DE CAMBIO Y PONE DE MANIFIESTO LA NECESIDAD DE TRABAJO CONJUNTO MÁS ALLÁ DE NUESTRAS FRONTERAS

 

El pasado día 14, tuvo lugar en la sede la UGT PV, la Jornada Derechos Humanos Y Desarrollo, organizada por ISCOD-UGT; en la cual se analizó el papel de los sindicatos como agentes de desarrollo en los procesos de defensa de los derechos humanos y la justicia social.

 

Las jornadas contaron en su inauguración con la presencia de la delegada de ISCOD, Marisa Baena, que señaló la trayectoria del ISCOD en la Comunidad Valenciana y el trabajo de este en materia de sensibilizacion y creación de redes en defensa de la cooperación y por el fin de la pobreza. En su intervención Juan Mendoza, Director de ISOCD, hizo referencia a la trayectoria de ISOCD en el año de su 25 aniversario y al importante momento que vive a nivel europeo la cooperación sindical al desarrollo, la cual defendió como imprescindible por los valores a los que apela. Por su parte la Directora General de Inclusión, Integración y Cooperación de la Consellería de Bienestar Social, destacó la importancia de la labor de los sindicatos y en concreto la que lleva a cabo UGT desde ISCOD, por  la defensa del trabajo decente como indicador de desarrollo y por el trabajo en red.

 

El papel de los sindicatos como agente de desarrollo

 

La conferencia inaugural de las Jornadas corrió a cargo de Víctor Báez, Secretario General de la Confederación Sindical de las Américas (CSA), la expresión sindical regional más importante del continente americano, fundada en 2008 en Panamá, que afilia a 53 organizaciones nacionales de 23 países, que representan a más de 50 millones de trabajadores. Esta mesa estuvo presentada y moderada por Remedios Espi, Secretaria de Mujer y Cooperación de FSP-UGT-PV. En su intervención Víctor Báez señaló la importancia de la existencia de los sindicatos como termómetros de garantía democrática.

 

En ese sentido Báez reflexionó sobre la situación de los sindicatos en el mundo, en un momento en el que el comercio internacional y las multinacionales exigen respuestas sindicales transfronterizas y coordinadas. En esa línea apunto que “hay que fortalecer los movimiento sindicales en el mundo donde estos son débiles, para proteger a los trabajadores y las trabajadoras y sus derechos laborales”.  De hecho Baez hizo alusión a los diferentes niveles de protección que tienen los trabajadores en el mundo en base a las normas internacional del trabajo de la OIT, y partir de estas para defender los Derechos Laborales, y por ende los Derechos Humanos. En esa  línea enfatizó en el papel y la necesidad de la cooperación sindical al desarrollo. YA que mejorando las relaciones laborales fuera de nuestras fronteras trabajamos por la mejora de las relaciones laborales en un mundo interconectado. Donde lo que  ocurre hoy en otros lugares puede pasar mañana dentro de nuestras fronteras.

 

 

La Cooperación como Herramienta de Cambio.

 

La mesa de experiencias posterior, conducida por Daniel Argente, Secretario de Acción Sindical de MCA-PV contó con la participación de  Judith Carreras, Consejera de la OIT en España y de Emili Villaescusa, presidente de la Confederación de Cooperativas de la Comunitat Valenciana. En su intervención Judith Carreras  hizo referencia al papel de la OIT como garante de los derechos laborales, e hizo referencia a la gran desigualdad que hay en el mundo en el día de hoy “nunca ha habido tata riqueza en el mundo pero tampoco tanta desigualdad” . En esa línea apunto a la necesidad de trabajar desde la propia OIT en trabajar por el desarrollo económico y social que propicie la salida de la pobreza en condiciones y con derechos. Y esto se hace desde una cooperación no asistencial sino  de construcción de derechos. Y ahí señaló el papel de los sindicatos en esta tarea, a los que recordó la necesidad de “utilizar a la OIT, como parte de ella que somos”.

 

Por su parte Emili Villaescusa basó su intervención en la defensa de la economía social donde el centro de las decisiones está en las personas, con procesos de toma de decisiones participativas y no en el capital. En esa línea trasladó la necesidad de trabajar más en esa línea y de desarrollar más ese tipo de iniciativas en nuestro entorno.

 

 

Compromiso sindical

 

La clausura del acto, corrió a cargo del presidente de ISCOD Manuel Bonmatí y del secretario General de UGT-PV, Gonzalo Pino. En su intervención Bonmati hizo una reflexión  sobre el escenario actual en el que nos encontramos en una fase en el que el sistema capitalista se está reordenando a nivel mundial en términos de grandes compañías multinacionales y de concentración de la producción; a lo cual apuntó, el sindicalismo debe dar respuesta. A esto,  y a la supremacía del capitalismo financiero frente al productivo, como un nuevo caballo de batalla en este siglo XXI en el que se gana moviendo el capital y no produciendo. “Y a esto ha contribuido la globalización de la economía cada vez con menos reglas, por lo que hay que cuidar y utilizar las reglas internacionales que son las que nos protegen a todos”.

 

Por su parte Gonzalo Pino cerró la jornada haciendo referencia a la importancia de trabajar desde lo local para enfrentar los problemas de la globalización. “Hemos de tener claras las ideas a nivel global, pero también hemos de tener claro  que el movimiento y la correlación de fuerzas deben empezar por abajo. Si no somos capaces de trabajar a nivel local, difícilmente podremos trasladar la lucha a nivel global” Además de ello, Pino señaló que el papel de los sindicatos de clase es fundamental en la defensa de los derechos humanos y laborales.

 

Copyright © 2009 ISCOD - Todos los derechos reservados
Administración
Desarrollado por TSEWIN